no solo basta con entrenar también debes mantener un dieta equilibrada. 

El ejercicio es fundamental para prevenir enfermedades y estar más sanos y activos en general, pero la pérdida de grasa no sucede por arte de magia si no se acompaña con una dieta correcta. Por más horas que pases en el gimnasio, si no consumes menos calorías de las que estás gastando, no vas a conseguir los resultados anhelados. Por eso, vemos a tantas personas por años en el gimnasio sin poder cambiar su composición corporal.