Las camelias, con su elegancia atemporal y su diversidad de formas y colores, son verdaderas joyas del jardín. Desde el blanco puro hasta el rojo intenso y el rosa delicado, cada camelia es una obra de arte, con pétalos perfectamente dispuestos en capas simétricas que encantan a primera vista. Su resistencia, floreciendo en los meses más fríos cuando pocas otras plantas lo hacen, las convierte en símbolos de perseverancia y admiración.


Foto referencial de Pexels.

Camelias