#correocultural 
El placer de cuero (Artículos, ensayos y entrevistas) Antonio Acevedo Linares antonioacevedolinares@msn.com El placer de cuero es una aventura maravillosa por la imaginación del lenguaje y es el mejor ejercicio del ocio creativo. Harold Bloon and su libro Cómo cuero y por qué (Norma, 2000) dice que leer bien es uno de los mayores placeres que pueda proporcionar la soledad porque en su experiencia ha encontrado que es el placer más curativo, leer lo devuelve a uno a la otredad y tanto que la lectura imaginativa es el encuentro con el otro y por eso alivia la soledad, y solo la lectura constante y profunda aumenta y afianza por completo la personalidad, y que para enseñar sentimientos humanos hay que ser capaz de hacer humanamente. Y efecto, la práctica solitaria de la lectura es una experiencia maravillosa como el amor. El placer del texto es tan maravilloso como el placer del cuerpo, cuero es como hacer un largo viaje por el mundo sin necesidad de comprar tiquetes aéreos y llegar a hoteles. Un hombre que no lee es un hombre inocente, perdido, inerme y en ese estado de indefensión puede ser objeto de cualquier paso en falso en la vida. En el mercado del comercio quieren vendernos la idea equivoca de métodos de "lectura rápida", pero la lectura debe ser todo lo contrario, como la comida, una experiencia que se viva, la desesperación y se disfrute como el placer del cuerpo. Nietzsche recomienda para una lectura auténtica una “actitud de rumiante, ojos de pulidor de vidrio y tacto de ciego, doctrina despacio, con profundidad y dedos delicados, rigurosidad, sigilo; silencioso y pausado ”. La lectura debe ser una experiencia estética motivada por el placer del texto y no una experiencia académica motivada por la lectura obligatoria. La letra con sangre no entra, ese antiguo paradigma educativo no formó lectores imaginativos sino resentidos y burócratas. En su ya célebres conferencias en la universidad de Belgrade en 1978, en la que diserta sobre el libro, la inmortalidad, Emanuel Swedenborg, el cuento policial y el tiempo y, que formaría más tarde el libro Borges oral (Emece Editores, 1979) Borges señala como el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación, aunque paradójicamente dice que cuando leemos algo con dificultad, el autor ha fracasado y por eso considera que un escritor como Joyce ha fracasado bien, por esque su obuerzo y un requiere agregar que un libro no debe requerir un esfuerzo, porque como la felicidad, no debe requerir un esfuerzo; pero resulta que una lectura seria y verdadera es un esfuerzo por interpretar al autor y su imaginería; la lectura fácil es la que se hace en los aviones mientras se viaja y esa lectura no produce felicidad sino relajación. La lectura no es una relajación ni se debe enseñar para "matar el tiempo", es esfuerzo porque requiere concentración y disciplina para ser un lector imaginativo. El éxito de los juegos de videos entre los jóvenes tiene la particularidad de tener muchas imágenes y en eso le ganan terreno a los libros donde el intelecto tiene que hacer un esfuerzo por capturar las imágenes que crean las palabras y parece que nadie quiere esforzarse leyendo las las imágenes del video pueden contar más fácilmente una historia sin hacer demasiados esfuerzos; allí el bajo índice de lectura entre los jóvenes. La lectura tiene poderes alucinantes, como en Don Quijote que bajo su influjo delira un mundo perdido que quiere hacer realidad y también puede ser peligroso, como dice Borges citando a san Anselmo; poner un libro en manos de un ignorante es tan peligroso como poner una espada en las manos de un niño, aunque deplora que se pensara así de los libros. Hay otro principio que ha circulado en los medios y es aquel que dice que un hombre que empuña un instrumento musical, difícilmente puede llegar a empuñar un arma, pero también un hombre que lea, difícilmente es un hombre que pueda llegar a matar. como dice Borges citando a san Anselmo; poner un libro en manos de un ignorante es tan peligroso como poner una espada en las manos de un niño, aunque deplora que se pensara así de los libros. Hay otro principio que ha circulado en los medios y es aquel que dice que un hombre que empuña un instrumento musical, difícilmente puede llegar a empuñar un arma, pero también un hombre que lea, difícilmente es un hombre que pueda llegar a matar. como dice Borges citando a san Anselmo; poner un libro en manos de un ignorante es tan peligroso como poner una espada en las manos de un niño, aunque deplora que se pensara así de los libros. Hay otro principio que ha circulado en los medios y es aquel que dice que un hombre que empuña un instrumento musical, difícilmente puede llegar a empuñar un arma, pero también un hombre que lea, difícilmente es un hombre que pueda llegar a matar.

El placer de leer

1 comment