#gaming Seguramente no lo sabias, pero una actividad tan sencilla como jugar con pelotas es excelente estimulante para nuestros niños.

Si tienes una o varias pelotas en casa, puedes armar una serie de juegos con los que tu y tu niño podrán pasar un buen rato y ademas favorecer el vinculo entre madre e hijo.

Estos son algunos juegos:

Piscina de pelotas de colores: Haz que los niños se muevan, gasten energía y trabajen la motricidad con este juego con pelotas con el que, además, aprenderán a diferenciar los colores y, si quieres añadir nuevos conceptos, los nombres en diferentes idiomas.

Para estos juegos con pelota necesitas tener una buena cantidad de ellas de diferentes colores y varios recipientes grandes, como cestos o cajas de cartón. Coloca en el de mayor tamaño todas las bolas. Pon a varios metros el resto de los recipientes. La propuesta consiste en separar las pelotas por colores llevándolas, de una en una, a los cubos que tienes al otro lado de la estancia. Es un juego que se puede hacer por equipos y en el que ganará el que antes termine de seleccionar todas las pelotas del mismo color.

Pilla - pilla: Este juego es perfecto para hacer con un grupo de niños que, sentados en círculo, mejorarán su coordinación ojo-mano utilizando dos pelotas. Es mejor que los balones sean blandos, como los de playa, ya que si se les escapan no sufrirán daño. Una vez colocados, entrega las pelotas a los que estén en extremos opuestos.

Les comparto algunas fotografías que he tomado a lo largo de estos 3 años, donde el juego de pelota siempre ha sido el favorito de mi hija Luciana.


3 comments