#historias Hoy quiero relatarle una historia personal, sucedió hace ya algunos años, cuando era apenas una adolescente. En aquel entonces yo vivía en mi pueblo con mi abuela y mis tíos, era un pueblo costero por un lado, pero cercano a las montañas por el otro lado del municipio.

Era época de Vacaciones, y muy cerca de mi casa, había una cancha donde se acostumbraba jugar, voleibol. Mi abuela estaba en el frente de la casa conversando con mi tía, y una Dra. que recién llegaba de Argentina , yo sentada en la acera un poco alejada de ellas, observaba la gente y esperaba a mi amiga Olimpia para ir a la cancha, cuando de repente sentí un sonido agudo, mire a mi abuela, pero note que ella no lo escuchaba, ni las demás , entonces mire al cielo, porque sentía luces sobre mi cabeza y entonces mire ese objeto muy extraño era plateado y brillante, despedía luces que se intercambiaban entre verde, amarillo y rojo, muy parecido al de la foto.

Me quede como hipnotizada, como en trance, no podía hablar y no me explicaba como estando tan cerca, nadie lo podía ver, solo yo.
Entonces, sentí el ruido de unos chicos que venían de la cancha, y salí del trance, gritándole a mi abuela. De inmediato la Dra. grito, es un platillo volador; con una velocidad sorprendente, el platillo desapareció entre las montañas, dejándonos a todos con un asombro e impresión que jamás olvidamos, Así que, yo si creo en OVNIS  


12 comments