La indiferencia duele porque la comunicación es una de las necesidades más importantes del ser humano. Cuando comunicas un mensaje determinado a un amigo, esperas una respuesta.

Sin embargo, si ese amigo actúa con indiferencia ante ese mensaje, tu frustración puede ser mayor que si hubiese rechazado una iniciativa concreta.

Si así lo consideras y te sientes mejor contigo mismo, puedes mantener una actitud de apertura para que, si en otro momento, esa persona decide volver a buscarte, puedas retomar el tema pendiente.

En ocasiones, las personas tienen etapas y momentos. Una persona puede cerrarse en un momento concreto y darte una explicación de lo ocurrido tiempo después.

Fotografía propiedad del sitio web, @pixabay galería de fotos gratuitas.

#howtodealwith 

Como lidiar con la indiferencia.

26 comments