#whattodrawwhenbored Cuando mi esposo y yo estamos aburridos investigamos algunas técnicas de dibujo y probamos dibujar nuevas cosas, no importa si estas técnicas son antiguas, no pasan de moda y podemos crear patrones interesantes, que pueden ser aplicados, en paredes, murales, muebles y pare usted de contar, esta técnica que hoy traigo se usó mucho en los años 60 y tiene un aire geométrico que gusto mucho en la época, es fácil de hacer.
1-    Lo primero es observar el área donde se va a dibujar, una pared, un mueble o simplemente una hoja como es nuestro caso, así se determina el tamaño, yo elegí hacer un patrón de 8 centímetros por 8 centímetros, con un cuadro interior de 4 centímetros por cuatro centímetros.
2-    Luego se recorta el patrón, para calcarlo tantas veces como sea necesario sobre el área a dibujar
3-    Una vez calcado el patrón en la totalidad del área, se seleccionan los colores a utilizar, esto es a gusto del dibujante, dependiendo del área, si es una pared de un cuarto, y este es algo oscuro se elegirán colores claros, o si se quiere un diseño impactante, elegiremos colores vibrantes y brillantes. En nuestro caso se eligió dos tonos de verde, que contrastan con un rosa fuerte
4-    Luego se decide cuál de los ángulos pintar en cada color, como pueden ver para dar un toque tridimensional, se eligió el área vertical derecha y la horizontal de abajo del diseño para el color verde más claro y el área vertical izquierda y el horizontal superior para el verde más oscuro, quedando el cuadro central en rosado.
5-    Luego se rellenan con color las áreas elegidas y por fin vemos nuestro diseño 3D con un aire pop.
Como pueden observar es algo muy sencillo, que puede decorar mucho y dar carácter a una habitación o a un cuadro en nuestra pared, los motivos son variados, en cuadrado, rectángulo y porque no en hexágono, espero disfruten haciéndolo y coloquen por aquí sus comentarios.


14 comments