No sé si en otra parte del mundo se jugará con metras, aquí todos los varoncitos y porque no hasta las niñas juegan con estas bolitas de colores de cristal en un descampado de tierra, solo basta hacer un hoyito y a jugar, recuerdos de una infancia feliz, cuando no había el internet .