#traveling Los médanos de Coro están ubicados cerca de la ciudad de Coro. Hay dos formas de ingresar: por la entrada propia al parque (recomendada) y también desde la vía que conduce de Coro a Paraguaná.

Forman parte de un parque nacional, establecido para protegerlos. Es una parada obligada para todos los turistas, que se divierten ascendiéndolos y revolcándose por sus laderas.

Allí, todos los días se lleva a cabo una lucha implacable, cuando las arenas van cubriendo lo pocos árboles que hay, hasta ahogarlos y convertirlos en troncos secos. De hecho, los médanos no son estáticos: por efecto del viento se van moviendo cada día. Así que cada vez que vaya, verá un paisaje diferente.