En medio de tantos problemas, una muy buena terapia es coger tus lápices favoritos, y un folio blanco del tamaño que gustes. Y dibujar, dibujar y dibujar.

Durante el proceso, que tus problemas se conviertan en dibujos que puedas moldear a tu antojo.

Dibuja tus sueños, aquellos momentos más inéditos. Dibuja tu día a día.

Dibuja tus triunfos, derrotas. Dibuja tú vida entera. Plasmada en papeles.

Hazlo y veras, lo renacido que estarás.

Fotografía, y arte de mi propiedad.

#photoart 

Un sueño, un dibujo II

46 comments