Para perfeccionar cualquier atuendo, particularmente uno formal, es esencial conocer las reglas al usar corbata, el accesorio más importante en el armario masculino. Muchas de ellas las seguimos naturalmente, pero otras solemos ignorarlas u olvidarlas, cuando es esencial recordarlas, y así asegurarnos de que cada parte del outfit se vea lo mejor posible.

Invierte en una corbata de calidad

La diferencia entre una corbata de calidad y una cualquiera es más clara de lo que pensamos. Se nota en los materiales y en el aspecto, particularmente si es de corte ancho. Es necesario invertir en piezas de calidad que no sólo den un buen look, sino que también duren bastante tiempo con nosotros y no sirvan sólo para un par de ocasiones para después perder el color o lucir deshilachada. No importa la marca, siempre y cuando los materiales cumplan.

Ajusta siempre el nudo

Si vas a usar corbata, lo mejor es darle el mejor aspecto posible y esto no se puede lograr si lo tenemos desajustado. El punto de los nudos es que se vean justos y de nada sirve esforzarse en uno si lo tendremos suelto. La corbata suelta sólo es para las after-hours cuando se pierde ligeramente el estilo, pero realmente es esencial que esté bien anudada en cualquier atuendo formal. 

Si sientes que te aprieta demasiado, quizá sea un asunto del cuello de la camisa. Asegúrate de que quede justo, pero no tanto como para deformar la camisa. 

Vete con lo sencillo

Sabemos que existe una gran cantidad de nudos para corbata, y sin duda algunos nos invitan a experimentar, pero si no sabemos dominar el uso, lo mejor es mantenerlo con los nudos clásicos. Son estilos que nunca envejecen y mientras estén bien hechos con una buena corbata, no se necesitará nada más.

Reglas para usar corbata