Dan. B. Cooper.


Hace poco en el primer episodio de la #serie   de #loki   se hizo una referencia a un caso histórico la leyenda de D.B.Cooper. en la escena Loki recrea la increíble "asaña" que tiempo atrás fue echa por lo que fue llamado como uno de los criminales mas buscados de U.S.A. sin embargo a pesar de la gran fama que tuvo esta historia en su tiempo a dia de hoy realmente pocas personas saben o recuerdan quien fue D.B.Cooper


Este hecho es uno de los mayores misterios sin resolver en la historia criminal de Estados Unidos, ya que en 45 años el FBI no logró resolver el caso del secuestro del avión comercial del vuelo 305 de Northwest Airlines, por lo que tuvieron que archivar la investigación en 2016.

Todo inicia cuando un hombre de mediana edad, vestido con un traje impecable con un abrigo y corbata negros, fue al aeropuerto y compró un pasaje en la víspera del Día de Acción de Gracias de 1971 en Portland, Oregon, bajo el nombre de Dan Cooper.

El pasaje que Cooper adquirió tenia como destino a Seattle en el estado de Washington. Según testigos del vuelo, el hombre se sentó en la última fila del avión, junto a otros 36 pasajeros y seis tripulantes.

Asimismo, las investigaciones señalan que en pleno vuelo ordenó a una de las azafatas un bourbon con soda, hielo y le dio una nota la cual la chica penso que era una insinuacion sexual pero enrealidad decía que tenía una bomba. Cooper le mostró un pequeño maletín y en su interior podían verse cables rojos y azules, un reloj y un supuesto mecanismo explosivo, por lo que la mujer le creyó

La zafata caminó hasta la cabina del piloto, a quien le entregó la nota donde Cooper estaba solicitando US$200 mil en billetes de US$20 y cuatro paracaídas, a cambio de no explotar el avión.

Cuando el avión aterrizó en Seattle, Dan recibió los paracaídas, el dinero, liberó a los 36 rehenes que viajaban en el avión y le pidió al piloto que volviera a despegar con destino a la Ciudad de México.

En el trayecto entre Seattle y Ciudad de México inicia la parte más curiosa del caso, ya que justo cuando el avión iba pasando por Reno, una ciudad de Nevada, D.B. Cooper tomó uno de los paracaídas, agarró el dinero y saltó desde una de las puertas traseras del avión a tres mil metros de altura. Eran aproximadamente las 20 horas del 24 de noviembre cuando no se supo más de él.

Las autoridades estadounidenses nunca supieron nada sobre el ladrón, ni siquiera su verdadero nombre, ya que compró el pasaje con el nombre de Dan Cooper, que era falso.

La prensa le añadió las siglas D.B. después de que el FBI investigara a un sospechoso llamado D.B. Cooper, quien resultó ser inocente. Desde esa fecha el FBI entrevistó a más de mil sospechosos sin tener resultados.

La mejor pista surgió en 1980, cuando un niño encontró un paquete en descomposición que contenía US$5 mil 800 en billetes de US$20 con números de serie que coincidían con los del botín. Sin embargo, no fue concluyente.

Una publicación de Infobae, detalla que el 12 de julio de 2016, el FBI emitió un comunicado en el concluía la investigación sin hallar a un culpable. El documento describe la búsqueda como “una de las más largas y exhaustivas” de la organización. Les tomó 45 años.

Parte del informe indica: “El 8 de julio, el FBI decidió redireccionar los recursos dedicados al caso D.B. Cooper para enfocarse en otras prioridades de investigación. Durante los 45 años de pericias, el FBI revisó exhaustivamente las pistas creíbles, coordinó la tarea de múltiples oficiales en búsquedas, recolectó toda evidencia a disposición y entrevistó a todos los testigos identificados. Las pruebas obtenidas a lo largo de estos años serán preservadas para propósitos históricos en el Cuartel General del FBI en Washington DC”.

El 8 de enero del presente año falleció Sheridan Peterson a la edad de 94 años, considerado uno de los principales sospechosos de ser Dan B. Cooper. El FBI nunca detuvo al veterano de guerra y empleado de la compañía aeronáutica Boeing, con sede en Seattle, según información de El País.

En 2004 el FBI entrevistó a Sheridan Peterson, cuando ya tenía 77 años, en ese entonces era un marino aficionado al paracaidismo que había servido en la Segunda Guerra Mundial y trabajado como técnico en Boeing.

Peterson tenía 44 años al momento del crimen, por lo que dos agentes lo interrogaron y le tomaron una muestra de ADN que el FBI nunca publicó, a pesar de que descartó públicamente a otros sospechosos del caso por los resultados de este tipo de exámenes. La entidad cree que quien sea que fuese D.B. Cooper probablemente murió la noche del asalto.

#serie   #loki   #misterio #legend
 



26 comments