#shortstory En el 2019 mi esposa y yo queríamos ir a un museo a ver una exposición de Nikola Tesla. Cuando íbamos en camino ella se consiguió una amiga  que le ofreció regalarle un mueble librero y quiso aprovechar la oportunidad y acepto la propuesta de su amiga pero era tarde para conseguir alguien que trasladara el mueble. Buscamos taxi porque el mueble era pequeño y cabía en la maletera pero como no conseguimos y además que estábamos cerca de nuestro departamento decidimos cargarlo nosotros mismos. Lo dejamos en la recepción del edificio para poder ir al museo, pero llegamos tarde y ya había cerrado. Derrotados nos devolvimos a nuestro departamento porque no pudimos ver la exposición, solo pudimos tomar una foto en la entrada del museo, fue algo muy triste pero logramos obtener un librero muy lindo y funcional. Pero acá no acaba la historia, esa misma noche mi esposa rompió fuente y salimos de emergencia al hospital, entre los nervios y el apuro mi esposa me decía que le quería llamar a nuestro hijo Nikola Tesla.

Nikola Tesla

4 comments