#soullage El Flaco tenia una camioneta blanca con la que se rebuscaba. Un día que habia llovido venia barreando por el camino de tierra y antes de llegar al pueblo alcanzó a Don Juan, un viejo conocido que venía caminando trabajosamente por la huella, todo embarrado con una bolsa de maiz para los chanchos al hombro.
Al alcanzarlo aminoró la marcha y le dijo "Don Juan, suba que lo acerco". Don Juan se negó educadamente alegando que como lo iba a molestar subiendo. El Flaco inisitió que no le costaba nada, que la caja de la camioneta estaba vacía y Don Juan se seguía negando por la molestia que esto acarreaba.
Tanto insistió El Flaco, que al final Don Juan, siempre pidiendo disculpas, se subio a la caja, y El Flaco reanudó la marcha.
Iba tan atento a los huellones en el barro, con la vista fija en el camino , que recorrió un buen tramo sin mirar el espejo retrovisor. De repente mira el espejo y lo ve a Don Juan parado en la caja y.. ¡¡con la bolsa al hombro!!.
Ver esto y parar la camioneta fue todo uno: "Pero Don Juan, como va ir así con la bolsa al hombro, pongala en la caja y sientese o venga adelante conmigo"
Y Don Juan de los mas seguro le contestó: "Pero m'hijo, faltaba mas ¡¡DEMASIADO QUE ME LLEVA A MI, ...MIRE SI TAMBIEN VA A LLEVAR LA BOLSA!!

El flaco y su Camioneta

10 comments