San Valentin después de 25 años de casados


#valentinesday Los hijos, casa y trabajo. ¿Quién estaría pensando en las citas? Y, sin embargo... Vale la pena aprovechar la fiesta de los enamorados, para que, de una manera original, cuidar la relación con tu cónyuge.
Los problemas conyugales, el egoísmo y la decepción, les suceden a todos los matrimonios, no solo al tuyo. Para que la cita de San Valentín tenga éxito, los dos tienen que tener los corazones limpios, libres de traumas y de resentimiento.

Sí, existen los llamados “maridos modernos” que siguen las tendencias del Día de San Valentín “on line”, sorprenden a sus parejas con regalos de moda y les hacen fotos, para después presumir de ellas en Instagram.

Cine, teatro, sala de conciertos. Cada una de estas ideas es buena. No es cierto que en una cita con tu marido tengas que estar sentada y hablar cara a cara. Muchas parejas disfrutan simplemente estando juntas y relajadas.

Apaga el móvil (tuyo y suyo),el Día de San Valentín será mucho mejor.

A veces me parece que a mi marido y a mi, lo que más falta nos hace es un poco de paz y tranquilidad. Me pregunto si teniendo una casa vacía (los niños pasan la noche en casa de la abuela), no elegiría el Día de San Valentín sólo para relajarnos en pijama en el sofá, abrazarnos y ver las series de televisión.

Por otra parte, recuerda: si tu relación carece de esos momentos en los que están juntos, cuando esto pasa sólo de vez en cuando y es algo excepcional, debes utilizar la excusa del 14 de febrero para volver a sentir lo que sentiste en el tiempo de noviazgo.